Informe sobre Paraguay – Cronología del golpe , breve análisis y libelo acusatorio golpista

Cronologia del golpe de estado parlamentario en Paraguay:

De la masacre de Curuguaty a la destitución del Presidente Lugo

 En un lapso de una semana se montó el escenario político en el cual los sectores tradicionales de poder del país dieron un golpe parlamentario al gobierno constitucional de Paraguay, deponiendo a Fernando Lugo e instalando el gobierno golpista de facto de Federico Franco. Los sectores populares mantienen la resistencia, en la lucha contra el golpe por la restitución democrática.

 En esta cronología señalamos brevemente los principales acontecimientos para un seguimiento cercano del golpe de Estado, el escenario montado para el mismo y el desarrollo de la lucha de resistencia en el país.

  1. El día viernes 15 de junio, luego de 40 días de ocupación de las tierras mal habidas de Marina Kue, ubicada en el distrito de Curuguaty, Departamento de Canindeyú, la Policía Nacional ingreso con orden de allanamiento, desencadenándose la masacre de Curuguaty que deja un saldo de 11 campesinos y 6 policías muertos en enfrentamiento. Las tierras ocupadas son tierras mal habidas usurpadas por Blan N. Riquelme (empresario y ex senador colorado stronista), reclamadas por el Instituto de Desarrollo Rural y de la Tierra (INDERT) para destinarlas a la reforma agraria.
  2. A raíz de la masacre, desde el viernes, los principales grupos económicos y aparatos hegemónicos de la clase dominante -gremios de la producción, prensa comercial, partidos políticos- responsabilizan a Lugo de la matanza e inician pedido de juicio político. Para la tarde del viernes, en ambas cámaras del Congreso Nacional se empieza a estudiar un llamado a sesión extraordinaria, la cual finalmente se desarrolla y en la que se solicita la renuncia del Ministro del Interior, Carlos Fillizola.
  3. Esa noche, el Presidente Fernando Lugo destituye al Ministro del Interior, Carlos Filizzola (del Partido País Solidario, integrante del Frente Guasú) y el sábado a primera hora nombra a Rubén Candia Amarilla, ex Fiscal General del Estado, colorado, uno de los pilares de la política anticomunista stronista y con un historial de represión a movimientos sociales durante su gestión. Durante su gestión en el período 2003 – 2011 dejó un saldo de 21 asesinados, 496 imputados y 1400 detenidos, y se caracterizó por mantener una cooperación cercana y sistemática con el entonces presidente de Colombia, Alvaro Uribe.
  4. El lunes 18 la ANR deslinda su responsabilidad en el nombramiento de Candia Amarilla, como ministro del Interior. Sectores sociales, de Derechos Humanos y partidos del Frente Guasú manifiestan su desacuerdo con el nombramiento del nuevo ministro del Interior y realizaron una movilización en su primer día de gestión.
  5. El movimiento Honor Colorado, de Horacio Cartes, decide apoyar el lunes 18 el juicio político al Presidente Lugo, a lo que se suman todos los sectores del Partido Colorado (ANR) el miércoles 20.
  6. Ese mismo día del miércoles, el PLRA pide la destitución del nuevo Ministro Candia Amarilla, con amenaza de apoyar juicio político en caso de que éste no sea destituido. Sin embargo, Candia Amarilla es ratificado en su cargo por el presidente Lugo esa misma tarde, a la vez que presenta la comisión de “notables” que quedaría como responsable de clarificar la masacre de Curuguaty.
  7. Al día siguiente, el jueves 21, el Comité Político del PLRA define apoyar el juicio político a Lugo y desvincularse del gobierno. Inmediatamente, los Ministros liberales presentan sus renuncias y el PLRA inicia conversaciones con otros partidos para iniciar el juicio político.
  8. Ese mismo día, el Nuncio apostólico, Mons. Eliseo Ariotti, se reúne con el presidente Fernando Lugo en la residencia Presidencial. Se desconoce el contenido de la conversación.
  9. En horas de la tarde, sesiona la Cámara de Diputados, y con 76 votos a favor -de la ANR, PLRA, UNACE y PPQ- y 1 en contra (Aida Robles, PPC, integrante del Frente Guasu), se aprueba el juicio político al Presidente Lugo.
  10. En conferencia de prensa, el Presidente Lugo anuncia que se someterá al juicio político, tal como lo establece la Constitución Nacional, y que defenderá la voluntad popular expresada en las urnas el 20 de abril del 2008.
  11. El Frente Guasu, coalición de partidos y movimientos de composición heterogénea, convoca a una movilización masiva en defensa del proceso democrático frente al Congreso Nacional y denuncia en conferencia de prensa el Golpe parlamentario. Se inicia movilización ciudadana frente al Congreso Nacional en defensa de la democracia y contra el juicio político.
  12. Ese mismo día, la decisión de la Cámara Baja es ratificada en el Senado donde se definen los plazos para la medida constitucional, cuyo inicio se registra a las 18:00 de dicho día, con la presentación de los cinco libelos acusatorios.
  13. Esa misma tarde, la Conferencia Episcopal Paraguaya –la Iglesia Católica- pide al Presidente de la República, Fernando Lugo, que renuncie a su cargo.
  14. En el marco de la Cumbre de las Naciones Unidas Río + 20, el Consejo de Ministros y Ministras de Relaciones Exteriores de la UNASUR se reúne y define trasladarse a Asunción para acompañar el juicio político al Presidente Lugo y apoyar el proceso democrático en el Paraguay.Por la noche del jueves llegan los cancilleres de los países integrantes de UNASUR, y se reúnen con Lugo en la residencia presidencial. Lugo anuncia que no renunciará y que se someterá a juicio.
  15. El viernes 22, los cancilleres de UNASUR se reúnen con el Senador del PLRA, Miguel Abdón Saguier; luego con la presidenta de la ANR, Lilian Samaniego y miembros del comité ejecutivo del Partido Colorado y posteriormente se trasladan al Congreso, donde mantienen una reunión con el Senado; reuniéndose finalmente con el entonces Vicepresidente, Federico Franco. Todas las reuniones tuvieron como objetivo inicial suspender el juicio político y como segunda alternativa garantizar el debido proceso extendiendo los plazos definidos por el Senado el día anterior. El resultado de todas las reuniones fue similar: los representantes políticos de la clase dominante cerraron filas y no hubo forma de revertir el golpe.
  16. La ciudadanía siguió concentrándose en la plaza frente al Congreso, aglutinándose más de 10.000 ciudadanas y ciudadanos en defensa del proceso democrático en el país, en contra del juicio político.
  17. Al medio día del viernes inició la defensa a cargo de los abogados del Presidente Lugo. Los defensores pidieron que se otorgue más tiempo y se garantice el debido proceso en el juicio, para lo que se debía anular la resolución que establecía el reglamento para el juicio. Esta petición fue denegada y los abogados iniciaron su argumentación de defensa.
  18. El Frente Guasu (integrado por partidos políticos progresistas y de izquierda), la Coordinadora Nacional por la Recuperación de las Tierras Mal Habidas (integrada por organizaciones y movimientos sociales rurales y urbanos), sindicatos y políticos liberales y colorados, deciden conformar esa tarde el Frente por la Defensa de la Democracia (FDD) para luchar por defensa del proceso democrático en el país.
  19. A las 16.30 horas inicia la sesión extraordinaria del Senado para definir el veredicto del juicio, en la cual el Senado concreta el golpe parlamentario y destituye a Fernando Lugo de la presidencia, por supuesto mal desempeño en sus funciones, en base a un libelo acusatorio mediocre y burdo (que se adjunta a este informe).
  20. La composición de los votos en el Senado fue la siguiente:

Votaron a favor del juicio político (39)

ANR: Gregorio Areco Ruiz Diaz, Rogelio Benítez Vargas, Víctor Bernal Garay, Jorge Antonio Céspedes, Hugo Estigarribia Gutierrez, Orlando Fiorotto Sánchez, Juan Carlos Galaverna Delvalle, Óscar González Daher, Juan Darío Monges Espínola, Silvio Adalberto Ovelar Benítez, María Digna Roa Rojas, Lilian Samaniego González, Julio César Velázquez Tillería, Lucio Vergara Ríos.

PLRA: Roberto Acevedo Quevedo, Pedro Efraín Alegre Sasiain, Amancio Denis Denis Sánchez, Blanco Beatríz Fonseca Legal, Julio César Franco Gómez, Zulma Ramona Gómez Cáceres, Ramón Gómez Verlangieri, Miguel Ángel González Erico, Iris Rocío González Recalde, Alfredo Luis Jaeggli Caballero, Blas Llano Ramos, Miguel Abdón Saguier Carmona y Enzo Cardozo.

PQ: Miguel Carrizosa Galiano, Marcelo Duarte, Marcial González Safstrand, Ana María Mendoza de Acha.

Unace: José Manuel Bóbeda Melgarejo, Carlos Roger Caballero Fiorio, Mario Cano Yegros, Herminio Chena Valdez, Enrique González Quintana, José Abel Guastella, Lino César Oviedo, Jorge Oviedo Matto.

 

En contra del juicio político (4):

Sixto Pereira (Tekojoja), Carlos Filizzola (PPS), Alberto Grillón (PPS) Luis Alberto Wagner Lezcano (PLRA).

Ausentes (2)

Alfredo Gustavo Stroessner Domínguez (ANR) y Blanca Fonseca (PLRA).

  1. En un marco de posible violencia contra los más de 10.000 ciudadanos y ciudadanas congregados/as frente a la plaza del Congreso Nacional repudiando el golpe parlamentario, y francotiradores rodeando la plaza, el Presidente Fernando Lugo acepta públicamente el veredicto del Senado y asume su destitución del cargo.
  2. Como primera medida del gobierno golpista, la policía dispara gases lacrimógenos y balas de goma a la manifestación ciudadana en la plaza frente al Congreso, para dispersar a la misma. La movilización se cierra esa noche, trasladándose a los departamentos.
  3. Esa misma noche continúan los atropellos: Cristian Vázquez, quien se identifica como representante del presidente golpista, exige al entonces director de la TV Pública, Marcelo Martinessi que no se emitan imágenes de las manifestaciones en contra del golpe ni la represión a los manifestantes en la plaza. La TV Pública se constituye en el único medio televisivo no controlado por los sectores golpistas. Este hecho generaría uno de los primeros focos de la resistencia en las calles.
  4. El sábado 23 a la mañana se reúne el Frente por la Defensa de la Democracia y emite un comunicado (que se adjunta al presente informe) en el que declara oficialmente no reconocer al gobierno golpista y exige la recuperación de la democracia en Paraguay.
  5.  La movilización contra el golpe se traslada de la plaza frente al Congreso (escenario del jueves y viernes) al interior del país, en distintos departamentos, con cortes de rutas y concentraciones masivas en repudio al golpe de Estado. Los primeros focos son los departamentos de Itapúa, Concepción y San Pedro.
  6. En la Capital, las organizaciones sociales, partidos de izquierda y ciudadanía en general, se concentran el sábado 23 frente a la TV pública, cuyos directivos habían sido blanco de la censura del gobierno golpista. Desde el sábado 23 hasta el siguiente viernes 29 se mantiene la ocupación del espacio frente a la TV pública, dondela manifestación y la resistencia de los trabajadores, que transmitieron las proclamas contra el golpe, las expresiones de los dirigentes y autoridades del gobierno democrático depuesto, permitió mantener informada a la población sobre lo que realmente ocurrió en el país, rompiendo así el cerco mediático impuesto por los medios empresariales al servicio del golpismo.
  7. La comunidad internacional no esperó en demostrar su posición contra la interrupción del orden democrático en el país. El mismo sábado 23, Argentina retira su embajada del país hasta tanto se restablezca el orden democrático y Brasil y Uruguay llaman a sus embajadores a consulta. A lo largo de la semana, retiransus embajadas del país: Bolivia, Ecuador, Venezuela y Cuba, y los embajadores de México, Chile, Perú, Colombia, Rep. Dominicana son llamados a consulta.
  8. La Cancillería argentina informa el domingo 24 que el Mercosur decidió suspender la participación de Paraguay en la XLIII Cumbre de Presidentes prevista para el jueves en Mendoza.A la delegación paraguaya del gobierno golpista que va a la Cumbre se le prohíbe la entrada.
  9. Se mantienen a lo largo de la semana movilizaciones masivas en todos los puntos del país, y en la capital se mantiene la ocupación del espacio frente a la TV Pública, la cual concluye con la victoria de garantizar la libertad de expresión y de sostener un bastión de resistencia contra el golpe.
  10. En reunión del Mercosur, el vienes 29 de junio, las Jefas y Jefes de Estado deciden suspender temporalmente a Paraguay del bloque hasta que “se lleve a cabo el proceso democrático y nuevamente se instale en ese país la elección popular” y asimismo lo hizo UNASUR. En respuesta a eso, el gobierno golpista declara que evaluará su salida de la UNASUR.
  11. El 30 de junio, el Frente Guasu, en declaración de prensa, exige a Federico Franco que renuncie.
  12. El Frente en Defensa de la Democracia continúa con movilizaciones masivas en la capital y en todo el país, en contra del golpe y por la restitución democrática.

 

ANALISIS DEL GOLPE: Causas, consecuencias y perspectivas

Marco general

Antes que nada, debemos tener en cuenta, que el golpe parlamentario ejecutado por las clases dominantes del Paraguay y sus representantes políticos entre el 15 y el 23 de junio pasados es una expresión de la crisis estructural del capitalismo y la polarización de las contradicciones en el marco de la fase de descomposición del imperialismo.

Desde el punto de vista de la lucha geopolítica, el golpe al Paraguay es una acción del imperialismo Norteamericano, con el objetivo de asegurarse una base de operaciones desde la cual intentará truncar el proceso de integración latinoamericano.

A nivel local, se debe entender este golpe imperialista, como una prueba de que la clase dominante del Paraguay es incapaz de acompañar cambios progresistas mínimos. Cualquier proyecto político que busca favorecer al pueblo y no a sus intereses corporativos constituye una amenaza.

Describimos lo que pasó en Paraguay como una restauración conservadora en el gobierno de lo sectores más reaccionarios de la nación. Restauración que se opera por medio de un golpe de estado parlamentario a partir de un escenario de crisis montado. Más allá del ropaje institucional, en Paraguay en este momento se vive un quiebre del orden democrático, es decir un régimen de facto, con las consecuencias y derivaciones que todo régimen de facto trae, y que bien conocemos los pueblos que vivimos bajo las garras del Operativo Cóndor, que en el Paraguay tuvo como nefasto agente al dictador Alfredo Stroessner.

Montaje

El hecho detonante para la ejecución del golpe, fue la masacre de Marina Cue, en el departamento de Curuguaty, ubicado al nor-este del país. Marina Cue, es una ocupación histórica de una tierra pública, cuya propiedad es usurpada por un dirigente de la ANR, Blas N. Riquelme.

En la masacre de Marina Cue, murieron 14 campesinos sin tierra –a quienes honramos por su valentía y ejemplo- y 6 policías quienes también han sido víctimas del montaje y usados como carne de cañón. Todas las investigaciones apuntan a que la matanza se realizó con armas automáticas, desde posiciones de entre 70 y 100 metros del lugar donde se dio el forcejeo entre campesinos y policías, y los disparos fueron realizados todos en la cabeza y el cuello, lo que evidencia una precisión profesional.

Este episodio, si bien tiene como problema de fondo, la lucha central que marca proceso de desarrollo del Paraguay como nación independiente: la lucha por la tierra del campesinado contra los latifundistas, ha sido un montaje[1] fabricado por sectores de poder y con apoyo logístico y de inteligencia del exterior. Estos sectores, ligados al narcotráfico y la política mafiosa que por años ha gobernado el Paraguay, han instrumentado a campesinos pobres y a efectivos policiales, con el fin de desestabilizar al gobierno.

El golpe ha una típica operación montada por agencias de inteligencia de los Estados Unidos en coordinación y sus operadores regionales y locales, esta vez bajo la forma de un golpe institucional, similar al que se implementó en Honduras en 2009. El golpe responde a la línea de desestabilización que la CIA ha desarrollado, sin éxito la mayoría de las veces, desde el año 1998, en que Chávez sube al poder en Venezuela y que ha afectado a este país caribeño, a Ecuador, a Bolivia, a Honduras, a Argentina y a Brasil.

El pueblo movilizado

El pueblo paraguayo, la clase trabajadora del Paraguay está en estado de movilización permanente. Hay un rechazo generalizado a las nuevas autoridades por parte de las grandes mayorías explotadas del campo y los sectores urbanos, las organizaciones sociales y partidos políticos democráticos.

Desde el día viernes 22 hasta la fecha, no han cesado las movilizaciones en contra del golpe de Estado y a favor de la restitución del gobierno legítimo. Desde ese mismo día unas 20 mil personas se manifestaron en Asunción y miles de personas –que no pudieron llegar debido al boicot de los empresarios del transporte uniéndose al golpe- se movilizaron en sus departamentos.

La ciudadanía de Asunción y alrededores, se concentró frente al local de la TV Púlica, que sufrió un intento de censura por parte del gobierno usurpador el que ordenó que no se transmitieran imágenes de la resistencia al golpe. Ante este primer acto claramente fascista de los golpistas, los sindicatos, las organizaciones estudiantiles, los partidos de izquierda, ciudadanos y ciudadanas en forma independiente, acudieron hasta los estudios del canal y dieron su apoyo al equipo técnico y directivo del canal quienes mantuvieron durante 7 días una transmisión en contra del golpe de estado, con una tribuna libre en la calle que congregó un promedio de 2 mil personas durante los siete días de manifestación.

Con la solidaridad de movimientos sociales y organizaciones obreras de Argentina y Brasil, se cerraron los puentes Remanso (vía de entrada desde Argentina) y de la Amistad (frontera con Brasil), y se realizaron cortes de rutas internacionales en más de 30 puntos de todo el territorio nacional.

En el plano político, la principal fuerza que aglutina a los partidos democráticos es el Frente Guasú, donde actualmente los partidos de izquierda ejercen una hegemonía por su propio peso cuantitativo y gracias a una política de alianzas con partidos de centro izquierda y de respeto a la diversidad ideológica al interior de la coalición.

Desde esta coalición heterogénea de partidos y movimientos políticos se ha propuesto la creación de una nueva herramienta, el Frente por la Defensa de la Democracia, que incluye además a organizaciones y movimientos sociales, una gran parte de ellos articulados en la Coordinadora por la Recuperación de Tierras Malhabidas, así como referentes de partidos de derecha que están contra del golpe de estado asestado por sus conducciones partidarias.

El bloque golpista en el gobierno

Los grupos políticos que actualmente usurpan el gobierno representan a la ultra derecha. Tanto la que se asienta en el latifundio y constituye la clase más retrógrada del país, como la burguesía industrial, comercial y financiera que inicialmente apoyaba tácita o explícitamente a Lugo, y hoy se ha pasado al lado de la reacción, como históricamente ha hecho las burguesías ante el avance de la clase trabajadora.

La dirección de la derecha está marcada por la Unión de Gremios de la Producción (UGP) y el conglomerado empresarial de medios encabezado ideológicamente por el grupo Zuccolillo y su diario ABC Color. Apoyan al gobierno golpista además una amplísima gama de gremios patronales, organizaciones intermedias y aparatos hegemónicos de la derecha, como el Centro de Importadores del Paraguay (CIP), cuyo presidente es cónsul honorario de Israel en Paraguay; la Cámara Nacional de Comercio y Servicios de Paraguay (CNCSP), cuyo presidente es Beltrán Macchi, un “chicago boy” vinculado a la organización Desarrollo en Democracia (DENDE) fundada por el actual Ministro de Hacienda.

Causas más profundas del golpe

Crisis estructural del capitalismo: ya hemos dicho que el marco general de este hecho concreto es la crisis estructural. La crisis estructural del capitalismo en su fase imperialista tiene su expresión en Paraguay en la contradicción entre el latifundio y el campesinado. Ante la necesidad cada vez más acuciante de extracción de la riqueza por parte de los grandes monopolios, los latifundistas cada vez cuentan con más capital financiero para expandir la extensión del principal medio de producción: la tierra.

Esta expansión expulsa y despoja una cantidad cada vez mayor de comunidades campesinas, que se convierten en campesinos sin tierra, que se ven en la necesidad de luchar por recuperar su medio de vida y producción por medio de la acción.

Mientras esta contradicción no sea resuelta por medio de un proceso revolucionario de naturaleza democrática y de liberación nacional, cualquier gobierno será insostenible.

Medidas gubernamentales democráticas: algunas de las medidas democráticas que tomó el Gobierno de Lugo también son causas que permiten explicar por qué se realizó el golpe. El intento de regular el uso de agrotóxicos –elemento principal para la producción mecanizada extensiva-, la cancelación de la inmunidad a las tropas norteamericanas y de los mal llamados operativos de ayuda humanitaria, los intentos de recuperación de tierras malhabidas y la política de integración latinoamericana y no alineamiento total con los EEUU; son algunas de las acciones que condujeron a la derecha local y al imperio norteamericano a dar el golpe.

Re ascenso de lucha de masas: luego de cuatro años en que el movimiento de masas, principalmente el campesino, dio una suerte de tregua al Gobierno de Lugo, y ante la falta de respuestas concretas por parte de éste ultimo a los reclamos básicos de las organizaciones; las fuerzas del campesinado nuevamente empezaron las movilizaciones. El caso más emblemático ha sido el caso de las tierras de Ñacunday, una gran extensión de tierras pertenecientes al Estado paraguayo y usurpadas por terratenientes nacionales y brasiguayos, entre ellos, el tristemente conocido Tranquilo Favero quien concentra más de 1 millón de hectáreas en territorio nacional.

Vacilación y ambigüedad del gobierno: el gobierno de Lugo, a partir del segundo año dejó de estar en disputa entre las fuerzas de derecha y las fuerzas populares que integraban la Alianza que lo llevó al poder. Ya a fines de 2010, se caracterizaba el gobierno como capturado por las fuerzas de derecha, principalmente el PLRA. Asimismo una gran parte del gabinete que respondía a partidos de centro y de izquierda cayeron en el oportunismo y en la burocratización. La izquierda perdió progresivamente espacios e influencia sobre el presidente. Ya en el tercer año y los primeros meses del cuarto año de gobierno, Lugo empezó a conceder espacios estratégicos en el Gobierno a la ANR, en detrimento de sectores democráticos que integraban puestos clave. Estas concesiones y componendas supuestamente se hacían en búsqueda de estabilidad, pero en realidad su efecto fue el contrario.

En muchos momentos el Gobierno de Lugo tuvo posiciones ambiguas y tomó medidas antipopulares, como la declaración del Estado de excepción en dos oportunidades y el establecimiento de una política de represión y persecución a la lucha social. La aprobación de la Ley antiterrorista, presentada por el propio Ejecutivo al Parlamento, fue otra señal negativa hacia los sectores populares y los partidos de izquierda.

Estas vacilaciones y ambigüedades, sumado a la falta de respuestas a los reclamos más urgentes de las masas campesinas, alejó progresivamente al Gobierno de su base social mayoritaria, lo alejó de las organizaciones sociales, de las bases de los partidos de izquierda y de las grandes mayorías en general.

Este alejamiento es uno de los elementos que explica la consumación del golpe, ya que la respuesta popular hubiera sido mucho más contundente si el gobierno se hubiera ubicado al lado de las masas desde un principio y con una posición más definida.

Consecuencias

Geopolítica regional: la instalación de un régimen de facto, gobernado por la ultraderecha constituye una cuña del imperialismo norteamericano contra el proceso de integración latinoamericana.

A causa de esta situación, los Gobiernos de Mercosur y Unasur han suspendido a Paraguay de los bloques regionales, y han integrado a Venezuela al Mercosur, lo que constituye un contragolpe efectivo ante la intención de los EEUU de minar la integración regional.

De todas formas, con el gobierno golpista de Franco, Paraguay se convierte en una plataforma política, militar y de inteligencia, para las fuerzas imperialistas. Algunas muestras son la reactivación de la instalación de bases militares en Mariscal Estigarribia y la intención de retomar los acuerdos militares con EEUU, liderados por el actual presidente del Congreso, Lopez Chavez.

Internas: el Paraguay, altamente dependiente del Brasil y de la Argentina, por sus relaciones comerciales y por su mediterraneidad, se expone a una situación de aislamiento, al contravenir la política internacional integracionista actualmente hegemónica en América Latina.

En términos políticos, ya se ha definido como una restauración conservadora. El primer punto amenazado es el orden democrático y las garantías básicas. Las primeras muestras de persecución ideológica se han dado en el propio libelo acusatorio contra Lugo, y siguen con la criminalización de los principales dirigentes de la izquierda política y social.

Acumulación y perspectivas

A pesar de grave retroceso que se ha producido con la consumación de este golpe parlamentario, las fuerzas populares y la izquierda partidaria en el Paraguay han tenido una importante acumulación en estos últimos 6 años.

En términos cuantitativos, la izquierda en el Paraguay ha crecido un 300% en su caudal electoral. Actualmente cuenta con alrededor de 80 concejales municipales y tiene buenas perspectivas de conquistar espacios en las Juntas Departamentales en el 2013.

La izquierda se encuentra inmersa en procesos de unidad más amplios con otros sectores democráticos. El Frente Guasú es una herramienta que tiene condiciones de mantenerse en el tiempo como una propuesta electoral capaz de disputar como tercera fuerza. Esta es la primera vez en 50 años que la izquierda y el centro izquierda tiene una expresión electoral autónoma tan importante.

En términos de lucha social, las movilizaciones han comenzado inmediatamente con la instauración del régimen de facto. Las organizaciones sociales, que han pasado por el proceso de la disputa institucional, están fortalecidas en sus líneas estratégicas de retomar la lucha de confrontación sin dejar la disputa político-electoral.

Más allá de un desgaste material, que es un problema real, las organizaciones sociales y políticas están fortalecidas ideológicamente y han crecido en cantidad de adherentes, en organicidad. Han surgido nuevas organizaciones tanto a nivel rural como urbano que retoman las banderas históricas, se fortalece la voluntad unitaria.

En este contexto, podemos concluir, que el golpe es un retroceso del proceso democrático, pero no es una vuelta al punto de partida, sino que es el inicio de una nueva coyuntura que nos encuentra fortalecidos y con mejores condiciones que hace 6 años.

En la medida que los errores sirvan de lección, en que se mantenga la línea de la unidad de las fuerzas subalternas y se afiance el proyecto político sobre un programa con horizonte revolucionario por sobre cualquier interés sectorial o individual, esta nueva etapa del proceso paraguayo abre muchas posibilidades para un nuevo avance.

José Carlos Lezcano

Secretario de Relaciones Internacionales

Partido Popular Tekojoja

 

 

Anexo 1

LIBELO ACUSATORIO GOLPISTA

  1. OBJETO.
    2. LOS HECHOS QUE MOTIVAN ESTA ACUSACION
    2.1 ACTO POLITICO EN EL COMANDO DE INGENIERIA DE LAS FUERZAS ARMADA
    2.2 CASO ÑACUNDAY
    2.3 CRECIENTE INSEGURIDAD
    2.4 PROTOCOLO DE USHUAIA II.
    2.5 CASO MATANZA CURUGUATY.
    3. PRUEBAS QUE SUSTENTAN LA ACUSACIÓN
    4. CONCLUSIÓN.
    5.- DERECHO
    6. PETITORIO.
    6.1.- Definitivamente, la gestión del presidente Fernando Armindo Lugo Méndez ha perjudicado enormemente los intereses supremos de la Nación, que de continuar, apeligra gravemente la convivencia pacífica del pueblo paraguayo y la vigencia de los derechos y garantías constitucionales, por lo que se halla sobradamente justificada hacer lugar a la presente acusación contra el presidente Fernando Armindo Lugo Méndez por la Honorable Cámara de Senadores, por mal desempeño de funciones.
    6.2.- En mérito a los argumentos precedentemente señalados dicten resolución, declarando culpable al presidente Fernando Armindo Lugo Méndez, y en consecuencia, separarlo del cargo que ostenta, de conformidad a lo establecido en el Artículo 225 de la Constitución Nacional
    6.3.- En consecuencia remitir los antecedentes a la Justicia Ordinaria.

    LIBELO ACUSATORIO

    El diputado Oscar Tuma, dispuso en la red social facebook, una copia del Libelo Acusatorio que se presentará para el Juicio Político al Presidente Fernando Lugo, aprobada por mayoría esta mañana en la cámara baja del Congreso Nacional. A estas horas, la Cámara de Senadores se encuentra tratando el mismo tema.

    ANEXO

    ARTÍCULO 1° INC. C) – RESOLUCIÓN H. CÁMARA DE DIPUTADOS N° 1431/2012

    1. OBJETO.

    El Líbelo Acusatorio contra el Presidente de la República Fernando Lugo Méndez, se funda en las consideraciones de hecho y de derecho que pasamos seguidamente a exponer:

    Nuestra Constitución Nacional, en su Artículo 225, establece:

    “El Presidente de la República, el Vicepresidente, los Ministros del Poder Ejecutivo, los Ministros de la Corte Suprema de Justicia, el Fiscal General del Estado, el Defensor del Pueblo, el Contralor General de la República, el Subcontralor y los integrantes del Tribunal Superior de Justicia Electoral, solo podrán ser sometidos a juicio político por mal desempeño de sus funciones, por delitos cometidos en el ejercicio de sus cargos o por delitos comunes.

    La acusación será formulada por la Cámara de Diputados, por mayoría de dos tercios. Corresponderá a la Cámara de Senadores, por mayoría absoluta de dos tercios, juzgar en juicio público a los acusados por la Cámara de Diputados y, en su caso, declararlos culpables, al solo efecto de separarlos de sus cargos. En los casos de supuesta comisión de delitos, se pasarán los antecedentes a la justicia ordinaria”.

    2. LOS HECHOS QUE MOTIVAN ESTA ACUSACIÓN
    2.1 ACTO POLÍTICO EN EL COMANDO DE INGENIERÍA DE LAS FUERZAS ARMADAS
    En el año 2009, con autorización del Presidente Lugo, se realizó una concentración política de jóvenes en el Comando de Ingeniería de las Fuerzas Armadas, el que fue financiado por instituciones del Estado, incluyendo a la Entidad Binacional Yacyreta. Fernando Lugo, reconoció que la Entidad Binacional Yacyretá financió el encuentro de jóvenes socialistas de la región, llevado a cabo en el Comando de Ingeniería de las Fuerzas Armadas.

    Esas instalaciones fueron utilizadas para la reunión de los jóvenes, quienes colgaron banderas con alusiones políticas, llegando a izarse una de ellas en sustitución del pabellón patrio.
    Ese acto de naturaleza netamente política y con los exabruptos ampliamente difundidos por los medios de prensa solo pudo ser realizado con la autorización del Comandante en Jefe y prueba de que el Gobierno avaló, instigó y facilitó esos actos políticos dentro del cuartel es que varios importantes funcionarios del Gobierno participaron del evento pronunciando discursos instigando a la lucha de clases, como el pronunciado por el entonces Ministro de la Secretaría de Emergencia Nacional, Camilo Soares.

    2.2 CASO ÑACUNDAY
    Fue el Gobierno del Presidente Lugo el único responsable como instigador y facilitador de las recientes invasiones de tierras en la zona de Ñacunday. La falta de respuesta de las fuerzas policiales ante las invasiones de supuestos carperos y sin tierras a bienes del dominio privado, solo han sido parte de esa conducta cómplice.
    El presidente Lugo ha utilizado a las fuerzas militares para generar un verdadero estado de pánico en toda esa región, violando el derecho de propiedad e ingresando a inmuebles de colonos, so pretexto de realizar el trabajo de amojonamiento de la franja de exclusión fronteriza. Sin embargo, esos trabajos eran acompañados por dirigentes de la Asociación de Carperos, quienes abiertamente dirigían la labor de los técnicos y de los integrantes de las fuerzas militares, que han dado lugar a interminables denuncias de los propietarios y también incontables publicaciones periodísticas referidas a esa situación.
    Y mientras esas invasiones se producían y se daban a conocer amenazas de otras más en otros departamentos de la República, el Presidente Lugo se mostraba siempre con puertas abiertas a los líderes de esas invasiones, como es el caso de José Rodríguez, Victoriano López, Eulalio López, entre otros, dando un mensaje claro a toda la ciudadanía sobre su incondicional apoyo a esos actos de violencia y de comisión de delitos que eran propiciados y desarrollados a través de esas organizaciones.

    Fernando Lugo ha sometido las fuerzas militares a los denominados carperos, quienes han realizado todo tipo de abusos, agresiones y atracos a la propiedad privada, a la vista de las fuerzas públicas, quienes no actuaron por la indisimulada complicidad del Presidente de la República con esos agresores.
    Los miembros de esta Cámara recordarán lo ocurrido con la Intendente Municipal de Santa Rosa del Monday, María Victoria Salinas Sosa, quien fue víctima de un violento ataque de carperos quienes la golpearon, patearon y destrozaron el vehículo en el que se desplazaba.

    2.3 CRECIENTE INSEGURIDAD
    El Presidente Lugo ha sido absolutamente incapaz de desarrollar una política y programas que tiendan a disminuir la creciente inseguridad ciudadana.
    En estos 4 años de Gobierno, a pesar de los importantes recursos financieros que le fueron proveídos por el Congreso Nacional para potenciar a la fuerza pública, los resultados han sido no solo insatisfactorios sino también ha quedado por demás demostrado la falta de voluntad del Gobierno para combatir al Ejercito del Pueblo Paraguayo, que se ha convertido, al amparo y con la complicidad del Gobierno, en el azote de los ciudadanos de los departamentos de Concepción y San Pedro.
    Los distintos operativos emprendidos por el Gobierno, muchas veces con gran cobertura periodística, han tenido como único resultado el total fracaso. Nunca en la historia de este país, la Policía Nacional ha tenido tantas víctimas cobardemente asesinadas por los integrantes del EPP y, a pesar de ello, la conducta complaciente del Presidente siguió inalterable.
    Todos los Miembros de esta Honorable Cámara de Diputados conocemos los vínculos que el Presidente Lugo siempre ha mantenido con grupos de secuestradores, que anteriormente se vinculaban al movimiento-partido Patria Libre y cuya ala militar hoy se denomina EPP.

    Los costosos operativos dispuestos por el Gobierno durante los dos estados de excepción no han dado resultado alguno y, por el contrario, solo ha generado una mayor fortaleza de ese grupo terrorista armado a través del descrédito y las humillaciones a las que fueron sometidas las fuerzas militares y policiales asignadas al operativo.
    El Presidente Lugo es el responsable de la creciente inseguridad y es responsable también por haber mantenido por tanto tiempo como Ministro del Interior a una persona absolutamente inepta e incapaz para ocupar ese cargo. Esa ineptitud, sumada a la indisimulada relación cómplice entre el Presidente Lugo y los líderes de la asociación de carperos y otras organizaciones que fueron protagonistas de innumerables invasiones de tierras y otros tipos de agresiones son los que han propiciado y facilitado el lamentable suceso que costara la vida a 17 compatriotas, 6 de ellos pertenecientes a la Policía Nacional y que fueron cruelmente asesinados y a sangre fría por auténticos criminales, que también han incitado y manipulado a campesinos del lugar.
    Luego de esa triste jornada, de la que felizmente se tienen importantes datos y filmaciones que han sido generosamente difundidas por distintos medios de prensa, solo se ha tenido una posición absolutamente equívoca del Presidente de la República en relación a lo ocurrido.
    Fernando Lugo Méndez y varios de sus ministros, y en especial Miguel López Perito y Esperanza Martínez, han pretendido tratar por igual a los policía cobardemente asesinados y a aquellos que fueron protagonistas de esos crímenes. El derecho a reclamar está consagrado por la Carta Magna pero nadie está autorizado a cometer crímenes so pretexto de reclamar derechos y, menos aún acabar con la vida de policías desarmados.
    Esta misma actitud, se manifestó en la conferencia de prensa brindada por Fernando Lugo con relación a lo ocurrido en la estancia Morumbi, en donde ni siquiera tuvo la delicadeza de prometer el castigo de los asesinos de esos policías y de quienes instigaron a los campesinos a tomar las armas so pretexto de luchar por sus derechos.
    El Presidente Fernando Lugo está propiciando y fomentando, a través de algunos miembros de su gabinete y de sus cómplices que fungen de dirigentes carperos y otras organizaciones campesinas, un conflicto social de dimensiones impredecibles y que por su comprobada incapacidad no podrá luego solucionar.
    Personalmente, desde luego, manifiesto mi convicción de que el camino de la crisis y el conflicto social y armado no será el producto de negligencia o simple impericia del Presidente sino directamente el objetivo que el mismo ha buscado durante el tiempo que fue obispo y que hoy pretende desarrollar para proyectar y consolidar su anhelo de un régimen autoritario, sin libertades, con la aniquilación de la libertad de prensa y la imposición del partido único que profesan los enemigos de la democracia y los adherentes del socialismo del Siglo XXI.

    Fernando Lugo y sus ministros deben respetar el derecho de todos los ciudadanos pero resulta inadmisible e injustificable que pretendan poner en pie de igualdad a los criminales y a sus víctimas, a los asesinos y a los policías que fueron cobardemente asesinados.
    Mientras los familiares lloran por sus muertos, Fernando Lugo debe estar reuniéndose con los cabecillas e instigadores de los sucesos ocurridos el viernes pasado en Curuguaty y no se visualiza posibilidad alguna de que Fernando Lugo rectifique su conducta, que ya ha costado decenas de vidas de compatriotas que han caído víctimas de la inseguridad que él mismo se ha encargado y esforzado de generar.

    2.4 PROTOCOLO DE USHUAIA II.
    Este documento constituye UN ATENTADO CONTRA LA SOBERANÍA de la República del Paraguay y ha sido suscrito por el Presidente FERNANDO LUGO MENDEZ con el avieso propósito de obtener un supuesto respaldo en su descarada marcha contra la institucionalidad y el proceso democrático de la República.
    Dicho documento ya ha motivado un pronunciamiento de la Comisión Permanente del Congreso Nacional, destacándose la falta de transparencia en el procedimiento que dio lugar a la firma del documento y a su contenido al punto que hasta la fecha, el Poder Ejecutivo no lo ha remitido al congreso para su conocimiento y consideración. A través de ese documento, los países vecinos podrían cortar el suministro de energía a la República del Paraguay.
    El documento firmado en Montevideo, en diciembre de 2011, para remplazar al Protocolo de Ushuaia (Carta Democrática del Mercosur), tiene sus orígenes en un documento previo, presentado ante la Unasur (Unión de Naciones Suramericanas), que fue pergeñado por los presidentes de la región para protegerse unos a otros.

    La principal características del Protocolo de Ushuaia II es la identificación del Estado con la figura de los presidentes para, en el nombre de la “defensa de la democracia”, defenderse unos a otros.

    2.5 CASO MATANZA CURUGUATY. Ha quedado demostrado con los hechos acaecidos en los Campos Morombi, Curuguaty, Departamento de Canindeyú, la patente inoperancia, negligencia, ineptitud e improvisación de este gobierno liderado por Presidente Fernando Lugo Méndez, que amerita la acusación de la Cámara de Diputados por mal desempeño de funciones ante la Cámara de Senadores.

    Fernando Lugo, hoy por hoy representa lo más nefasto para el pueblo paraguayo, que se encuentra llorando la perdida de vidas inocentes debido a la criminal negligencia y desidia del actual Presidente de la Republica, quien desde que asumió la conducción del país, gobierna promoviendo el odio entre los paraguayos, la lucha violenta entre pobres y ricos, la justicia por mano propia y la violación del derecho de propiedad, atentando de ese modo permanentemente contra la Carta Magna, las instituciones republicanas y el Estado de Derecho.
    No cabe duda que la responsabilidad política y penal de los trágicos eventos registrados 15 de junio del presente año, que costó la vida de 17 ciudadanos paraguayos entre policías y campesinos, recae en el Presidente de la República, Fernando Lugo, que por su inacción e incompetencia, dieron lugar a los hechos acaecidos, de conocimientos públicos, los cuales no necesitan ser probados, por ser hechos públicos y notorios.
    El incidente no surgió espontáneamente, fue una emboscada a las fuerzas de seguridad; fue algo premeditado, producto de un plan debidamente concebido, planificado y llevado a la práctica, gracias a la complicidad e inacción del Gobierno de Fernando Lugo, responsable directo de la crisis que hoy atraviesa nuestra amada Patria.
    Ya desde la Honorable Cámara de Diputados se levantaban voces de advertencia, ya se avizoraba lo que hoy es una realidad, la perdida de vidas humanas.

    Hoy, podemos afirmar que este es el final que deseaba Fernando Lugo, este fue siempre el plan ideado por el mismo, con la única finalidad de crear las condiciones de crisis social y, conmoción interna que justifiquen un asalto del presidente Fernando Lugo y sus seguidores a las instituciones de la República, con el propósito de instalar un régimen contrario a nuestro sistema Republicano. Este deseo desmedido, hoy nos hace lamentar las perdidas de vidas humanas, en una cantidad nunca antes vista en la historia contemporánea de la República del Paraguay.
    Todas las evidencias, que son públicas, nos demuestran que los acontecimientos de la semana pasada no fueron fruto de una circunstancia derivada de un descontrol ocasional, por el contrario, fue un acto premeditado, donde se embosco a las fuerzas del orden publico, gracias a la actitud cómplice del Presidente de la Republica, quien hoy no solo debe de ser removido por juicio político, sino que debe de ser sometido a la Justicia por los hechos ocurridos, a fin de que esto sirva de lección a futuros gobernantes.
    Estos grupos extremistas, como el autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) o los mal llamados Carperos, se fortalecieron día a día gracias a la incompetencia y complacencia de Fernando Lugo, que en lugar de combatirlos, como era su obligación, los recibía y apadrinaba. No cabe la menor duda que Fernando Lugo ha fortalecido a estos grupos criminales, quienes hoy no solo desafían y amenazan abiertamente a los ciudadanos honestos, sino que llegan a lo más bajo que puede caer un ser humano, que es atentar contra la vida de otro. Tan poco hoy importa al Presidente Lugo el Estado de Derecho y la vida humana, que en lugar de enderezar rumbos, se mantiene en su posición, manifestando que seguirá reuniéndose con estos criminales.
    Fernando Lugo es el directo responsable de que hoy nuestro país este viviendo días de luto. Tanto él como su incapaz ex Ministro del Interior Carlos Filizzola, deben responder ante la ciudadanía por los trágicos acontecimientos registrados en el Departamento de Canindeyú.

    No existe voluntad alguna de combatir estas formas de violencia, que tanto daño ya ha causado a nuestra sociedad, es por ello que debemos de cumplir con nuestra obligación Constitucional, e iniciar el proceso de juicio político por mal desempeño contra el Presidente de la República, quien desde que asumió el Gobierno ha instado al incumplimiento de órdenes judiciales de desalojo, así como a la promoción de mensuras judiciales sin mediar juicio entre las partes, o abasteciendo de provisiones y enseres a los ocupantes de tierras han sido los signos que marcaron las acciones y el temperamento de este Gobierno.

    3. PRUEBAS QUE SUSTENTAN LA ACUSACIÓN
    Todas las causales mencionadas más arriba, son de pública notoriedad, motivo por el cual no necesitan ser probadas, conforme a nuestro ordenamiento jurídico vigente.

    4. CONCLUSIÓN.
    El Presidente de la Republica Fernando Lugo Méndez ha incurrido en mal desempeño de sus funcionesen razón de haber ejercido el cargo que ostenta de una manera impropia, negligente e irresponsable, trayendo el caos y la inestabilidad política en toda la Republica, generando así la constante confrontación y lucha de clases sociales, que como resultado final trajo la masacre entre compatriotas, hecho inédito en los anales de la historia desde de nuestra independencia nacional hasta la fecha, en tiempo de paz.

    La causal de mal desempeño en sus funciones aparece en su actitud de desprecio ante el derecho y las instituciones republicanas, socavando los cimientos del Estado Social del Derecho proclamado en nuestra Carta Magna. Su complaciente actuar lo hace cómplice por acción y omisión en todos los casos antes citados, que legitiman la presente acusación.

    5.- DERECHO
    Se funda la presente acusación por mal desempeño de funciones de conformidad a lo establecido en el Articulo 225 de la Constitución Nacional.

    6. PETITORIO.
    6.1.- Definitivamente, la gestión del presidente Fernando Armindo Lugo Méndez ha perjudicado enormemente los intereses supremos de la Nación, que de continuar, apeligra gravemente la convivencia pacífica del pueblo paraguayo y la vigencia de los derechos y garantías constitucionales, por lo que se halla sobradamente justificada hacer lugar a la presente acusación contra el presidente Fernando Armindo Lugo Méndez por la Honorable Cámara de Senadores, por mal desempeño de funciones.

    6.2.- En mérito a los argumentos precedentemente señalados dicten resolución, declarando culpable al presidente Fernando Armindo Lugo Méndez, y en consecuencia, separarlo del cargo que ostenta, de conformidad a lo establecido en el Artículo 225 de la Constitución Nacional

    6.3.- En consecuencia remitir los antecedentes a la Justicia Ordinaria.

 

 

ANEXO 2

COMUNICADO DEL FDD

Frente por la Defensa de la Democracia (FDD)

Por la recuperación de la democracia y la soberanía popular

El FDD, reunido en asamblea general de sus miembros, partidos políticos y movimientos sociales, dirigentes políticos y de la sociedad civil, denuncia el quiebre institucional y del Estado de Derecho en Paraguay por parte del  sector más conservador y reaccionario del Parlamento Nacional, que desconoció el principio fundamental del derecho a la legítima defensa y al debido proceso, utilizando conceptos y prácticas de la dictadura stronista, y así provocó el derrocamiento del gobierno constitucional  del presidente Fernando Lugo. Tal violación de la Constitucional Nacional está basado en acusaciones sin prueba alguna y utilizando métodos nazi fascistas sustentados en intrigas y calumnias con herramientas pseudos legales.

Este grave hecho, con nefastas consecuencias en la economía, en la sociedad y en la vida institucional de la República, debe ser revertido en forma inmediata. Se debe restablecer la convivencia civilizada y democrática, basada en la justicia y en el respeto a la soberanía popular.

Por estas razones, el FDD rechaza y condena al gobierno golpista de Federico Franco y convoca a todo el pueblo paraguayo a defender el proceso democrático y la institucionalidad de la República con una movilización permanente, a fin de evitar el avasallamiento de los derechos humanos fundamentales.

Llamamos a la unidad de todo el pueblo paraguayo, de adentro y de afuera, así como a la solidaridad de los demás pueblos hermanos de Latinoamérica, a movilizarnos coordinadamente por la restitución del Estado de Derecho y el respeto a la soberanía popular en el Paraguay.

¡Por la vigencia de la Constitución Nacional!

¡Por el respeto pleno de la justicia social y los derechos humanos en el Paraguay!

¡Fernando Lugo es el único Presidente Constitucional de la República del Paraguay!

¡No al gobierno golpista de Federico Franco!

¡Por la recuperación de la democracia en el Paraguay!

Secretaría de Relaciones Internacionales

Partido Popular Tekojoja

 



[1] Ver detalles en la cronología que acompaña este material.